Condenan a Google a devolver 14 millones por micropagos de niños

Condenan a Google a devolver 14 millones por micropagos de niños

 

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) ha determinado que Google devuelva, en concepto de reembolso, 19 millones de dólares por las compras dentro de sus aplicaciones realizadas por niños sin la autorización de los padres.

Los pagos, por ejemplo dentro de Google Play, o micropagos, han suscitado numerosas críticas, especialmente entre los padres que se han encontrado importantes facturas después de que sus hijos juguetearan con sus dispositivos móviles.

Desde 2011, Google “violó la ley sobre prácticas comerciales desleales al cobrar a los consumidores por cargos realizados dentro de las aplicaciones para niños descargadas dentro de la tienda Play“, señala la demanda establecida por la FTC.

 

La tercera vez que interviene la Comisión

Los términos del acuerdo establecen el pago completo de unos 14 millones de euros a los consumidores afectados así como el compromiso por parte del gigante de internet a modificar sus prácticas de facturación para asegurarse el consentimiento de sus clientes.

imagen-sin-titulo96t96

Google no es, sin embargo, la primera compañía que ha desarrollado prácticas comerciales desleales. Se trata, con esta, de la tercera vez que la Comisión interviene en un caso de compras de aplicaciones por parte de niños que no poseen autorización de los padres.

En enero, la misma Comisión determinó que Apple debía reembolsar unos 32,5 millones de dólares (23,8 millones de euros) a sus clientes por utilizar la misma modalidad de comercio electrónico, mientras que en julio Amazon fue demandada por una corte federal en similares condiciones.

La demanda se centra en aquellas aplicaciones que poseen dentro de su funcionamiento la posibilidad de comprar objetos virtuales que permiten avanzar en un juego, por ejemplo.

Los cargos añadidos dentro de la aplicación pueden ir desde 99 céntimos a, aproximadamente,150 euros y, según la FTC, “las líneas entre las compras de dinero virtual y dinero real pueden ser borrosas”.

La tienda de Google permitía en sus inicios la compra de apps con solo realizar un clic. Sin embargo, entre mediados y finales de 2012, introdujo una ventana emergente que exigía ingresar una contraseña para realizar la operación pero con un lapso de 30 minutos durante el cual no se requería la contraseña. De esta forma, los niños podían concretar adquisiciones digitales sin límites durante ese tiempo.

 

 

Fuente: El Confidencial



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR