Condenan al PSOE por difundir datos de militantes del PP que tiene Ruz

Condenan al PSOE por difundir datos de militantes del PP que tiene Ruz

 

La Agencia Española de Protección de Datos le ha recordado al PSOE que no todo vale y, de paso, ha dado una alegría al PP. Una especialmente reconfortante para los trabajadores y militantes populares cuyos nombres y DNI difundieron alegremente los socialistas en septiembre del año pasado.

El organismo que vela por la privacidad de los ciudadanos ha resuelto que el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso cometió una infracción grave de la Ley Orgánica de Protección de Datos por un correo electrónico enviado a unos 500 medios de comunicación con información personal sobre varias decenas de afiliados del PP. Ésta salió del juzgado de Pablo Ruz, instructor del caso Bárcenas,que ha sido un coladero de información privada de los populares.

La broma podría haberle salido al PSOE por entre 40.001 a 300.000 euros, que es lo que debería pagar una entidad privada ante una infracción grave como ésta por vulnerar el deber de secreto, pero ha tenido suerte: la Agencia considera que el responsable directo es su grupo parlamentario, y por tanto una administración pública, según aclara la resolución, a la que ha tenido acceso El Semanal Digital. Por eso no hay multa.

Los hechos se remontan al 18 de septiembre de 2013. Ese día la entonces portavoz socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, mostró desde la tribuna un documento que probaba que Luis Bárcenas estuvo trabajando para el PP hasta el 31 de enero de ese año y que hasta 2011 había seguido pagando su cuota de militante.

El Grupo Parlamentario elaboró con ello una nota de prensa que envió junto con un documento en el que, además de Bárcenas, figuraban nombres, DNI, sueldos y cuotas de afiliación de otros populares cuyos apellidos empezaban por A y B. Entre ellos dirigentes como Miguel Arias Cañete, José Antonio Bermúdez de Castro, José Luis Ayllón e Ignacio Astarloa.

Por una doble vía

El PP, indignado y sintiéndose desprotegido, llevó el asunto a los tribunales y a la Agencia de Protección de Datos. El juzgado de Instrucción número 46 de Madrid llegó a abrir diligencias por atentar contra la intimidad y posible revelación de secretos, pero la magistrada archivó el caso al poco tiempo al considerar que no había indicios de delito.

De delito no, pero de incumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos sí. Y grave, como acredita ahora la Agencia. De hecho durante la instrucción el PSOE reconoció al organismo que cometió un “error” al no haber “anonimizado” los datos de afiliados y trabajadores del PP que no eran “relevantes para apoyar la información cubierta por la nota de prensa”.

No es nuevo. En julio del año pasado cayeron en manos de El País los datos de los más de 280.000 militantes del PP que se desgravaban su aportación en la declaración de la renta. ¿Cómo? Porque el juez Ruz entregó a las partes esa información que le había enviado la Agencia Tributaria, aun siendo ajena al caso, como reveló entonces este periódico.

De ello se aprovechó el diario de Prisa para airear la antigua militancia del presidente del presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos. Y de ello se aprovechó dos meses después el PSOE, como también de las bases de cotizaciones a la Seguridad Social remitidas por el Ministerio de Empleo al juzgado. Otro fichero que jamás tendría que haber salido del despacho de Ruz

 

 

Fuente: El Semanal Digital



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR