Google busca la paz con Alemania mientras su sitio para retirar datos puede dar problemas en España

Google busca la paz con Alemania mientras su sitio para retirar datos puede dar problemas en España

 

Mientras el presidente honorífico de Google, Eric Schmidt, trata de reconciliarse con las autoridades de protección de datos alemanas, en España podría haber problemas con la receta del gigante para facilitar la retirada de datos del buscador, un formulario ‘online’ que tal y como funciona ahora mismo estaría limitando, de hecho, el ejercicio del derecho de cancelación de los usuarios españoles.

El problema surge fundamentalmente por la relativa tardanza de respuesta del buscador a las peticiones, que puede explicarse debido a la auténtica avalancha que recibió sobre todo en los primeros días de funcionamiento (hasta 12.000 en las primeras ocho horas, afirmaba Google). El plazo de respuesta, que es de 10 días, se está viendo sobrepasado.

Ante la falta de respuesta rápida, se puede acudir como siempre a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), pero es en ese momento cuando empiezan los problemas para el usuario.

 

Un posible laberinto

El abogado Samuel Parra, socio de ePrivacidad, no ha tenido buena experiencia con el formulario de Google sobre privacidad. Hace casi dos semanas que utilizó esta herramienta y de momento no ha recibido respuesta del buscador. Y a partir de ese momento, Parra -que cuenta con una amplia experiencia en este asunto- sostiene que solicitar amparo a la Protección de Datos es un laberinto con algunos callejones sin salida.

En declaraciones a EL MUNDO, el abogado recuerda que al solicitar la retirada de información personal del índice del buscador a través de esa vía, el usuario recibe un correo de respuesta automático que no incluye copia de lo que ha solicitado. Eso puede suponer un problema a la hora de solicitar amparo ante Protección de Datos dado que la AEPD exige que se demuestre que primero se ha solicitado expresamente dicha retirada al posible responsable (en este caso, Google).

Al no tener una respuesta en la que se incluye exactamente la petición del interesado, en opinión de Parra es difícil que la AEPD conceda el amparo. La única vía posible, pues, sería un correo certificado a Google España, pero Parra asegura que la respuesta que recibe es siempre la misma: acuda al formulario ‘online’. Y vuelta a empezar con el círculo vicioso.

“Quizá este problema se arreglaría muy fácilmente si la autorrespuesta de Google incluyera la petición del interesado, así en caso de respuesta negativa éste podría acudir a la AEPD a solicitar amparo”, comenta el citado abogado.

Otros expertos ya habían avisado de posibles problema a la hora de acreditar el ejercicio del derecho mediante este procedimiento. El abogado David González Calleja, también experto en privacidad ‘online’, así lo señalaba en una tribuna en este mismo medio hace dos semanas.

 

La herramienta tiene sólo dos semanas

Fuentes de Google España recuerdan que la herramienta lleva sólo dos semanas funcionando y resaltan que fue lanzada justo después de la sentencia del TJUE que hacía en parte responsable al buscador del tratamiento de los datos de los particulares en búsquedas. Asimismo, han manifestado su intención de seguir trabajando en la mejora de la herramienta y su disposición a escuchar todas las sugerencias encaminadas a realizar dichas mejoras.

Por su parte, desde la AEPD recuerdan que las condiciones para ejercer el derecho de cancelación de datos se recogen en el reglamento que desarrolla la Ley Orgánica de Protección de Datos. Y recuerdan que el director de la AEPD, José Luis Rodríguez Álvarez, afirmó en su momento que la Agencia “analizará detenidamente el procedimiento conjuntamente con las demás autoridades de protección de datos europeas y velará porque la solución propuesta garantice efectivamente el respeto de los derechos de los ciudadanos a la vida privada y a la protección de sus datos personales”.

 

Para Google es ‘importante colaborar’

Mientras, la actitud del gigante Google respecto al gobierno alemán, con el que ha mantenido serios enfrentamientos, ha dado un giro en las últimas horas. Eric Schmidt, al que la prensa alemana se refiere como el “ministro de Exteriores de Google” ha declarado durante una visita a Berlín que el gigante de internet colaborará con las autoridades europeas y hará lo necesario para que se aplique la reciente sentencia sobre el llamado ‘derecho al olvido’.

Schmidt ha valorado que “más allá de las diferentes posturas sobre la sentencia, lo fundamental es que el Tribunal intenta dar forma a una manera de convivencia común en la red y consideramos que es muy importante colaborar“.

Schmidt ha invitado a Alemania en particular y a los gobiernos europeos en particular, a “pensar de forma global” y a ver las posibilidades que la red ofrece a sus economías como un mundo de grandes posibilidades.

“Cada puesto de trabajo en la alta tecnología de internet genera cuatro puestos de trabajo adicionales en la economía convencional”, señaló, como pista para el resurgimiento económico de Europa. E incluso hizo la pelota a la capital alemana apuntándola como “centro de cultura, arte y tecnología del continente” y que tiene “todo lo necesario para convertirse en la capital start-up de Europa”.

Trató de generar complicidades con el sector de internet en Alemania quejándose de las iniciativas que deberían estar siendo tomadas por las autoridades y se retrasan. “Se llama fibra, ponedla cuanto antes”, aconsejó, desde el nuevo centro digital de 16.000 metros cuadrados que reúne ya a 22 empresas punteras del sector y en el que Google ha participado activamente como inversor. “Alemania debe entendernos como un aliado de su economía, no como un enemigo”, concluyó.

 

 

elmundo.es



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR