La foto de este escote le ha costado a Google dos mil euros

La foto de este escote le ha costado a Google dos mil euros

 

La noticia parece de broma pero las consecuencias son muy serias. La Justicia ha determinado que Google invadió la privacidad de una mujer de Montreal mostrándola sentada fuera de su casa con”parte de su pecho al descubierto”, hecho por el que deberá indemnizarla con cerca de dos mil euros.

Ocurrió el 8 de mayo de 2009, cuando en un caluroso día veraniego, María Pia Grillo se sentó en las escaleras de entrada a su casa en Montreal para revisar el correo en el móvil. Llevaba un vestido amplio y estaba inclinada ligeramente hacia adelante cuando en ese momento pasó un Google Car, el coche de la compañía de Mountain View que mapea las calles de todo el mundo, y le tomó una foto.

Al poco tiempo, María se encontró con que su imagen -y su escote- estaban al alcance de cualquiera que usara el servicio de Street View. En la foto, su cara aparecía pixelada pero el nombre de su calle y el número de su casa se leían perfectamente. Tal fue la magnitud del descubrimiento, que incluso llegó a oídos de sus compañeros de trabajo en un famoso banco quienes tomaron a María como objeto de mofa y fue constreñida -según explica- a dejar su trabajo debido a la situación embarazosa en la que se había visto envuelta.

“Daños emocionales”

Dos años más tarde, Grillo emprendió acciones legales contra Google para que difuminaran el resto de la imagen, así como la matrícula de su coche, y reclamó a la compañía un resarcimiento de 45.000 euros “por daños emocionales y depresión”. En este sentido, Google accedió a pixelar más la foto pero rechazó indemnizarla alegando que María estaba en un lugar público y que no existe una conexión clara entre el incidente y sus problemas personales y de ansiedad.

El Tribunal también puso en duda las razones por las que María, dos años después, había interpuesto la denuncia pero rechazó la defensa del lugar público de Google poniendo de manifiesto que el ciudadano no debe perder su derecho a la privacidad por el simple hecho de estar en un lugar en el que pueda ser visto por otros. Es por esto que ha dictaminado una sentencia en la que obliga a la empresa a pagar dos mil euros a María Pia Grillo y alrededor de 100 euros por las costas del juicio.

 

Fotogalería: Las estampas más raras de Google Street View

En esta insólita sentencia sobre la privacidad, el juez eligió adoptar “un enfoque europeo” en cuanto a la decisión de qué se enmarca dentro del ámbito privado y del público, al contrario de lo que ocurre en Estados Unidos en donde la ley defiende la libertad de expresión por encima de todo.

 

Desnudos y delitos en Street View

Una de las fotos más comentadas del servicio de mapas de Google fue la de una mujer desnuda en una casa en Miami. La imagen dio la vuelta al mundo en pocas horas después de que miles de personas teclearan en sus ordenadores la dirección “1760 Northeast 66th Street, Miami, FL2”. El gigante de Mountain View reaccionó rápidamente y pixeló a imagen de la chica, que al parecer no era la dueña de la casa porque estaba deshabitada. “Habrá saltado la valla mientras yo no estaba”, denunciaba su vecino.

A este caso se le suman el del misterioso hombre desnudo metido en un maletero y el del presunto asesinato de un mecánico en Edimburgo, que al final resultó ser una gamberrada de dos sexagenarios quienes olvidaron aclarar el asunto hasta que la propia Policía abrió una investigación sobre el caso.

Puedes echar un vistazo a la Sentencia del escote de Google Street View en el siguiente documento.

Google Street View Case by jeff_roberts881

 

 

Fuente: El Confidencial



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies