Las nuevas características de seguridad de iOS 8 y Android Lollipop, frente a frente

Las nuevas características de seguridad de iOS 8 y Android Lollipop, frente a frente

 

Al final del tercer trimestre y el comienzo del cuarto de este año 2014 los dos grandes actores del mercado móvil, Apple y Google, anunciaron las últimas actualizaciones de sus respectivos sistemas operativos. Hasta septiembre de 2014, Android tenía el predominio entre los usuarios de smartphones con una cuota de mercado del 55,23%. Apple acaparó el 24,74% del mercado con iOS, dejando poco porcentaje a los proveedores de otros sistemas operativos.

Como de costumbre, el reciente lanzamiento de la última versión del sistema operativo de los de Cupertino produjo un gran revuelo a nivel mundial. Septiembre marcó el lanzamiento de iOS 8, la octava versión y la más importante realizada por el gigante de la tecnología que acompaña a sus últimos modelos de dispositivos móviles.

Por otro lado, Google avanzó a los usuarios de Android la próxima actualización llamada Android L (la última desde KitKat). Más tarde comunicó que el lanzamiento de Android 5.0 Lollipop estaba programado para finales de octubre. De la misma manera que se hizo con sus predecesores, Trend Micro analiza más de cerca a estas últimas versiones y lo que significan para los usuarios móviles.

 

iOS 8 de Apple

A pesar de que no cuenta con un lavado de cara tan espectacular que su predecesor (iOS 7), iOS 8 se jacta de tener características nuevas que el gigante de la tecnología ha denominado como “el mayor lanzamiento de iOS nunca visto”. En lugar de un cambio de imagen, las mejoras vinieron en forma de características menos importantes, pero igual de llamativas.

La identificación de la huella digital, Touch ID, se introdujo en iOS 7 como una manera de desbloquear el iPhone o iPad a través de un sensor de huellas digitales de identidad en lugar de un código de acceso. Según Apple, antes de la introducción de la identificación táctil, menos de la mitad de los usuarios de iPhone utilizaban el código de acceso. La llegada del iPhone 5S ofreció por primera vez esta función y el 83% de usuarios ya han utilizado esta medida de seguridad.

Para iOS 8 la función Touch ID va más allá del hecho de desbloquear el teléfono, ofreciendo la posibilidad también de realizar compras en App Store en iTunes, ampliando así su capacidad para permitir el acceso a terceras aplicaciones. Las apps con credenciales almacenadas en iOS utilizan Touch ID  para autentificar al usuario. Esto disminuye la necesidad de que el usuario deba introducir las contraseñas cada vez que inicie sesión en una aplicación. En su lugar, esta característica permite emplear contraseñas para las aplicaciones y que sean almacenadas en el sistema operativo. La huella digital registrada en el dispositivo tendrá la capacidad para desbloquearlo.

Apple también hizo modificaciones en cómo las apps llevan a cabo el seguimiento de las ubicaciones. Antes, el usuario podía elegir entre la opción Always On / Always off. En iOS 8, existe una opción adicional para seleccionar Cuando la App esté abierta. Esto le da al usuario un mayor control sobre qué tipo de acceso concede a las distintas aplicaciones.

Como prueba de la dedicación de la compañía a la privacidad del cliente, Apple también ha mejorado la seguridad de los datos. Tim Cook, CEO de la compañía,  subió rápidamente al sitio web de Apple las medidas llevadas a cabo para demostrar la seriedad con que toman las cuestiones de seguridad y privacidad.

Para los dispositivos que ejecuten iOS 8, la protección de los datos personales del usuario se almacenará bajo el código de acceso del usuario o Touch ID. Esto significa que las fotos, los mensajes (incluyendo archivos adjuntos), el correo electrónico, los contactos, el historial de llamadas, el contenido de iTunes, las notas y los recordatorios se pueden proteger mediante una clave que sólo puede ser desbloqueado a través de la huella digital del usuario. Cook ha insistido en que este código de acceso es tan seguro que ni Apple ni las autoridades podrían eludirlo.

 

Android 5.0 Lollipop

Google reveló hace poco tiempo que la última actualización de su sistema operativo se llama Lollipop. Inicialmente denominado Android L, Android 5.0 Lollipop ya funciona en las tabletas del nuevo Nexus 6 y Nexus 9 de Google.

Esta actualización de Android cuenta con un nuevo diseño, promete una vida más larga de la batería y un dispositivo de conmutación sin fisuras. Google cree que se trata del “mayor y más ambicioso lanzamiento de Android.” Pero, ¿qué hay de su seguridad?

Los de Mountain View han apostado por esta área y ha introducido la función Smart Lock, donde el usuario puede vincular cualquier dispositivo de confianza como por ejemplo un reloj inteligente o incluso los auriculares a través de bluetooth. El sistema operativo le pregunta si se trata de un “dispositivo de confianza”. Una vez emparejado la pantalla se desbloquea (sin necesidad de un código de seguridad), cuando el teléfono inteligente está dentro del alcance del dispositivo emparejado.

En caso de que se pierda la conexión, se bloquea de nuevo. La facilidad gana.

La seguridad mejorada de Linux se puso a disposición de KitKat en “modo obligatorio”. Esto significa que la arquitectura de Linux fue diseñada para proteger el OS de las amenazas que acceden al dispositivo durante los ataques de elevación de privilegios. Con Lollipop, la ejecución de SELinux es obligatoria para todas las aplicaciones en lugar de ser simplemente una opción que ofrezca mayor seguridad contra el malware.

Google también ha confirmado que el cifrado por defecto de los datos del usuario se lleva a cabo con Lollipop. Desde 2011, Android ha ofrecido cifrado opcional en algunos dispositivos, pero la realidad es que los usuarios tienen poco o ningún conocimiento de cómo activar esta función. Los nuevos dispositivos Android que corran Lollipop se diseñarán con un código automático innovador, donde sólo el usuario que tiene la contraseña del dispositivo podrá ver los datos como fotos, videos y conversaciones almacenadas en el dispositivo.

Es similar al método de codificación de datos de Apple, donde el usuario puede elegir una clave de acceso. A los datos almacenados en el dispositivo sólo pueden acceder  los usuarios que tengan estas credenciales. Estas medidas de seguridad también ayudan a proteger los datos de los usuarios de la intromisión gubernamental debido al revuelo generado últimamente provocado por Edward Snowden.

 

Seguridad por defecto: lo que significa para los usuarios

En el pasado, la protección de datos de los usuarios era algo en lo que los clientes tenían que trabajar debido al poco conocimiento que tenían para mantener sus datos en privado. Ahora, la codificación por defecto de los datos de los usuarios está siendo aplicada por dos de los protagonistas más grandes de la industria móvil a fin de proporcionar protección contra la vigilancia intensificada e incluso el robo.

Después de las actualizaciones anteriores del sistema operativo centradas en la mejora del diseño y la experiencia del usuario, el aumento del número de amenazas móviles ha hecho que sea necesario mejorar la seguridad. El nuevo enfoque en la mejora de las funciones de seguridad no es llamativo, pero es sin duda un avance significativo.

No hay que olvidar que durante el primer semestre del año los cibercriminales atacaron con malware y aplicaciones de alto riesgo numerosas plataformas móviles, llegando a dos millones de muestras únicas. Y todavía se espera que esta cifra crezca en términos de volumen y sofisticación de las tácticas utilizadas por los ciberdelincuentes.

 

 

Fuente: El Confidencial

 



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR