Los datos de tu salud que recopilan los dispositivos, un negocio para las empresas

Los datos de tu salud que recopilan los dispositivos, un negocio para las empresas

 

El número de pasos que damos al día, las calorías que quemamos, horas de sueño o ejercicio diario. Actualmente existen infinidad de aplicaciones que recopilan información sobre nuestra salud. Dispositivos como los smartphones y sobre todo wearables también cuentan con tecnologías destinadas a lo mismo. Un ejemplo lo tenemos en el lector de ritmo cardiaco que incorporan el Galaxy S5 o Gear S.

Ahora piensen en los millones de usuarios que están compartiendo estos datos, que tienen que ver con algunas de nuestras funciones vitales, en redes sociales, apps y aparatos electrónicos. Y en el increíble potencial de toda esta información.

La Comisión Federal de Comercio de EEUU se ha reunido con varios representantes de Apple para conocer todos los datos sanitarios que recoge HealthKit y la forma en que conserva esa información. La preocupación del organismo estadounidense es clara: que ni Apple ni otros terceros puedan comercializar estos datos. Y tiene su fundamento. Según la Comisión, los desarrolladores de varias aplicaciones móviles de salud y fitness compartieron la información de sus usuarios con hasta 76 empresas, entre las que se incluyen varios anunciantes.

La Comisión Federal de Comercio está prestando especial atención ahora al futuro smartwatch de Cupertino, que será capaz de realizar un seguimiento del pulso de los usuarios que lo lleven encima. Pero lo cierto es que son muchos más los gadgets capaces de esto y mucho más.

Según ha publicado BBC, la empresa de básculas inteligentes y wearables, Withings, publicó varios informes sobre la salud de sus clientes. En uno reveló cuáles eran las ciudades más obesas de Francia y de Estados Unidos, y en otro los patrones de sueño en toda Europa. La compañía argumentó que en ningún momento se violó la privacidad de sus usuarios porque se trataban de datos generales. Otros sin embargo ven un negocio muy suculento detrás de todo esto.

“Tras analizar 43 apps de estos sectores se ha descubierto que el 26% de las gratuitas y el 40% de las de pago no tienen ningún tipo de política de privacidad, dejando sin protección los datos que toman de nuestros dispositivos móviles. Entre la información que los desarrolladores comparten se incluye el género del usuario, nombre, dirección de correo electrónico, ID del dispositivo, datos de geolocalización… Gracias a ello, otras aplicaciones pueden monitorizarte pero también los ciberdelincuentes pueden tener una idea bastante clara de tus movimientos”, han explicado desde Kaspersky a Teknautas.

El desarrollador y Jefe de Sistemas de la empresa española Lextrend, Carlos García de la Barrera, ha explicado a este diario que “los smartphones y wearables guardan multitud de datos referidos a nuestros hábitos y comportamientos desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir. La parte buena es que pueden servir a otras empresas para mejorar nuestro día a día, pero desgraciadamente también se utilizan para venderlos a empresa de publicidad, compañías seguros o farmacéuticas”.

 

Prohibido vender datos a terceros

El pasado mes de agosto Apple ya avisó a sus desarrolladores que no podían vender ningún tipo de dato de HealthKit a terceros. Ahora, y probablemente como respuesta a las sospechas suscitadas, Tim Cook ha publicado un mensaje sobre el compromiso de la tecnológica con la privacidad. “En Apple respetamos la privacidad de nuestros usuarios mediante un sólido método de cifrado y políticas estrictas que regulan el tratamiento de todos los datos”.

“Nuestra filosofía es explicarte desde el primer momento qué va a pasar con tu información personal y pedirte permiso antes de compartirla con nosotros. Y si más adelante cambias de opinión, te lo ponemos muy fácil para anular tu consentimiento”, añadió el CEO de la californiana.

Apple estrenó esta semana una web dedicada a Privacidad de los usuarios. La nueva página explica las medidas de seguridad y privacidad que integra en los productos, las herramientas que pone a disposición del usuario para gestionar su privacidad y cómo utilizarlas, entre otras cosas.

De cualquier forma, los datos referidos a la salud no es el único negocio del que parecen estar lucrándose algunas compañías. Cada vez más empresas están realizando un seguimiento de los terminales para conocer los hábitos y gustos de los usuarios y poder comercializar estos datos. Turnstyle Solutions es una compañía de tecnología que ha colocado sensores en cientos de empresas y tiendas del centro de Toronto para hacer un seguimiento de los compradores.

No son los únicos. Otras startups como por ejemplo Euclides Analytics o Viasense también realizan seguimientos de terminales. Euclides en concreto asegura en su página web conocer las tiendas que visitan los usuarios, el tiempo que pasan y demás patrones de conducta.

Por su parte, Apple lanzó recientemente iBeacon, que es capaz de seguir los teléfonos de sus clientes en las Apple Store y algunos centros comerciales concertados. De momento solo funciona en EEUU pero se prevé que pronto llegue a Europa.

 

 

Fuente: El Confidencial



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR