Microsoft se lleva los datos de sus clientes europeos de EE.UU. para evitar el espionaje

Microsoft se lleva los datos de sus clientes europeos de EE.UU. para evitar el espionaje

 

Microsoft es la primera gran compañía tecnológica en responder al fallo del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) que elimina el denominado ‘safe harbour’ y, por tanto, deja de considerar a EEUU como puerto seguro para la transferencia de datos. La empresa de Satya Nadella ofrecerá a sus clientes europeos de los servicios en la nube la posibilidad de guardar su información en centros de datos de Alemania, controlados por la operadora germana Deutsche Telekom.

“Estas nuevas regiones de centros de datos permitirán a los clientes a usar todo el poder de la nube de Microsoft en Alemania… y asegurarse de que una empresa alemana mantiene el control de los datos”, ha aplicado Nadella durante una conferencia de prensa en Berlín para anunciar las nuevas instalaciones, según recoge Financial Times.

Alemania cuenta precisamente con una de las leyes de protección de datos más estrictas de la región, debido a la gran fuerza e influencia de los defensores de la privacidad.

De acuerdo al diario británico, la decisión de Microsoft de poner los datos de sus clientes europeos fuera del alcance de las autoridades estadounidenses, podría animar a otras grandes compañías con productos basados en la nube, como Google y Amazon, a seguir sus pasos.

Los gigantes de Silicon Valley aceptarían así que EEUU no es un puerto seguro, lo que podría complicar las negociaciones entre el país norteamericano y la UE al respecto de la protección de datos, apuntan los analistas consultados por dicho periódico.

El TJUE invalidó el mes pasado la decisión de la Comisión Europea que declaraba que EEUU garantizaba la protección de los datos personales, y por tanto permitía la transferencia de información de los usuarios europeos, como resolución del denominado caso Facebook, una batalla emprendida por un estudiante austríaco, Max Schrems, contra la red social por su uso de la información personal.

Según la legislación actual, solamente se pueden transferir datos de un ciudadano europeo a un país que garantice una protección adecuada. Aunque EEUU era considerado como seguro, tras las revelaciones de Edward Snowden sobre el acceso de la NSA y la CIA a los datos de las grandes tecnológicas del país, Schrems denunció ante las autoridades irlandesas, donde se encuentra la sede europea de Facebook (y desde donde se transfieren los datos de los usuarios europeos a EEUU), que el país norteamericano no ofrecía una protección suficiente.

El Tribunal Supremo irlandés decidió consultar al respecto al TJUE, que decidió anular el ‘safe harbour’ y emplazar a la autoridad irlandesa de control de la protección de datos a examinar las exigencias el joven austríaco, quitando a Bruselas la competencia al respecto.

 

 

 

Fuente: El Boletín



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR