‘No quiero saber ni la edad, ni el género ni el email de mis usuarios’

‘No quiero saber ni la edad, ni el género ni el email de mis usuarios’

Amaneció tarde, con una botella de agua en la mano y el Príncipe dando vueltas por el congreso esperando la llegada de Jan Koum al Four Years From Now (4YFN), el evento de emprendedores que se enmarca dentro del Mobile World Congress. El cofundador de WhatsApp, multimillonario desde hace apenas unos días tras la compra de Facebook, no ha ofrecido grandes titulares esta mañana aunque ha reafirmado todas y cada una de sus ideas: no habrá publicidad, no compartirá los datos de su cartera de 465 millones de usuarios y empezará a ofrecer el servicio de voz este mismo año.

Koum ha despejado pronto una de las grandes preocupaciones de los usuarios: ¿Se compartirán los datos como hace Facebook con su cuestionada política de privacidad? “No quiero saber ni la edad, ni el género ni el email”, ha asegurado de forma taxativa para luego concluir que no quiere saber “nada” de sus clientes. El cofundador de WhatsApp ha avalado la “simpleza” y “sencillez” de la aplicación, razones del éxito de una compañía vendida por más de 19.000 millones de dólares a Mark Zuckerberg. “Queremos seguir siendo rápidos y eficientes”, ha zanjado.

De hecho, en más de una ocasión Jan Koum ha tenido que repetir que WhatsApp seguirá siendo “autónoma” y ha definido la mastodóntica operación con Facebook como una “alianza” más que una compra. “Las negociaciones no son tan sexys como parecen”, ha bromeado acerca de las palabras de ayer de Zuckerberg, que aseguró que WhatsApp valía “mucho más” de lo que pagó por ella.

En un encuentro dirigido a emprendedores, el empresario y profesor Martin Varsavsky ha empezado con la segunda pregunta del millón: “¿Por qué WhatsApp?” La respuesta de Koum no ha sido menos sorprendente: “Porque no quería encontrar un trabajo corriente”. Bien conocidos son sus orígenes humildes, su procedencia ucraniana y su particular drama familiar, que le llevó a tener que ir a buscar comida a un centro de beneficiencia cuando se mudó con su madre a los Estados Unidos. “Entonces tenía muchos problemas para comunicarme con la familia de mi país”, ha reconocido a la vez que ha recordado que hace veinte años “no existían los ‘smartphones’ ni los ‘gadgets’.

Otra de las peticiones más populares, la de por qué no existe una versión de WhatsApp específica para iPad, también fue respondida con sorna por Koum. “¿Dónde está mi tablet”? preguntó audaz para luego reconocer que “el móvil es el que te acompaña siempre”. El cofundador de WhatsApp también se ha excusado por la caída del sistema del sábado: “Fue un problema interno, fue doloroso pero ya lo hemos arreglado”, aunque ha bromeado al pedir los “currículums” de los ingenieros que estuvieran en la sala.



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR