No te fíes, protege tu puesto de trabajo

No te fíes, protege tu puesto de trabajo

Cuando se habla de fuga de información inmediatamente se piensa en un ciberdelincuente sentado delante de varias pantallas en una habitación lúgubre, con una habilidad asombrosa para la informática, que le posibilita vulnerar cualquier medida de seguridad que tenga implantada la empresa. Pero aunque en muchas ocasiones, la realidad supera a la ficción, en esta ocasión no es así. La mayoría de fugas de información son ocasionadas por empleados que desconocen las medidas básicas de ciberseguridad dentro la empresa, algunas veces de forma accidental, aunque otras veces, de forma premeditada.

La ciberseguridad en la empresa debe considerar todos los posibles riesgos. Es muy frecuente que los responsables de las organizaciones se centren en implantar medidas de protección en elementos puntuales de la empresa como la sala de servidores o proteger la red interna de las amenazas que provengan de Internet. Aplicar medidas de protección de los sistemas de información, siempre es una buena práctica para mantener segura la información de la empresa. Pero puede no ser suficiente si no se implementa una protección global. Proteger el puesto de trabajo del empleado es uno de los escenarios fundamentales para proteger la información de la empresa.

Te dejamos unas pautas a seguir por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) en el siguiente enlace:

https://www.incibe.es/blogs/post/Empresas/BlogSeguridad/Articulo_y_comentarios/No_te_fes_y_protege_el_puesto_de_trabajo

 



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR