Sony Pictures sufrió el primer ataque en febrero y decidió ocultarlo

Sony Pictures sufrió el primer ataque en febrero y decidió ocultarlo

 

Sony Pictures lleva las últimas semanas bajo un ataque informático realmente grave. En esta frase hay algo que falla, y es la referencia temporal. Nuevos documentos analizados por Gawker de entre la enorme cantidad de archivos filtrados por los cibercriminales revelan que la compañía lleva bajo ataque, al menos, desde febrero. Contrariamente a toda precaución, en Sony decidieron ignorar el incidente.

En un e-mail del 12 de febrero de este mismo año, la vicepresidenta del departamento legal, Courtney Schaberg, informa a otros altos cargos de la compañía de una serie de malas prácticas en seguridad. El correo también advierte que uno de los sistemas de Sony Pictures sufrió una intrusión no autorizada en la que se podría haber inoculado malware. Ese tipo de ataque coincide exactamente con el modus operandi de este último asalto a gran escala.

Sony Pictures sufrió el primer ataque en febrero y decidió ocultarlo

Schaberg detalla el alcance del ataque de febrero. El caso afectó a la red interna SpiritWorld, que es la red a gran escala con la que Sony Pictures conecta sus delegaciones y distribuye sus contenidos a nivel mundial.

El tipo de documentos transmitidos en SpiritWorld coincide exactamente con el tipo de archivos filtrados al comienzo de toda esta pesadilla. De hecho, la intrusión de febrero se produjo a través de la delegación de Brasil, y gran parte de los primeros documentos en aparecer están escritos en el portugués de ese país.

Sony Pictures sufrió el primer ataque en febrero y decidió ocultarlo

No existen pruebas que aseguren que el ataque de febrero provenga del mismo grupo responsable de la filtración masiva, conocido como Guardians of Peace, pero ciertamente hay muchos indicios de ello. Lo peor del asunto es que Sony tuvo constancia del problema y decidió mantenerlo en secreto. La propia Courtney Schaberg menciona que las leyes brasileñas no obligan a la compañía a revelar nada.

Asimismo, Schaberg recomienda expresamente no revelar nada sobre el ataque ni informar a ninguno de los implicados. Como suele pasar con los problemas, cuando se ignoran, tienden a empeorar. Sony lo ha descubierto por las malas.

Fuente: Gizmodo



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR