Tú ves la tele… y ella te ve a ti

Tú ves la tele… y ella te ve a ti

LG ha confirmado hoy que algunos de sus televisores ignoraban la solicitud del usuario de no enviar información sobre el contenido que se estaba viendo en un momento determinado a sus servidores. El problema saltó a la luz cuando un blogger del reino Unido, Doctor Beet, descubrió que su televisor LG enviaba paquetes de información a los servidores de la compañía coreana incluso después de desactivar la opción de recopilación de datos de usuario. La televisión también registraba los archivos que se conectaban a través de discos duros o llaveros USB.

Me sorprendería que esto ocurriese sólo con los televisores de una marca. Con la llegada de la televisión “inteligente”, muchos fabricantes han comenzado a instalar estos sistemas de recopilación de datos. Sirven fundamentalmente dos propósitos.

Para la empresa, es información que, agregada, puede dar pistas sobre qué programas triunfan y qué se prefiere en los hogares (la mayoría tenemos la sospecha de que los audímetros sirven hoy en día de más bien poco y no son representativos). Los canales convencionales tienen su publicidad ya insertada, pero en plataformas de vídeo bajo demanda estos datos pueden ser claves para servir anuncios que resuenen con la audiencia.

Para el usuario, los datos recopilados permiten crear servicios de recomendación más exactos. Según la compañía coreana, este era el principal propósito del sistema, que será actualizado en una futura versión del firmware. Los nombres de los archivos almacenados en discos duros y pendrives se usaban, además, para buscar los llamados “metadatos”, es decir, listas de créditos, carátulas y resúmenes de las películas para mostrar en menús, etc.

En ningún momento, asegura LG, se han transferido datos personales del usuario, sólo los datos de visionado, pero como ya hemos aprendido -a base de palos-, no es imposible extraer información personal a través de otros datos aparentemente inocentes, como las direcciones IP. Las funciones de recolección de datos y recomendación seguirán incluidas en la nueva versión del firmware pero el usuario podrá desactivarlas completamente, tal y como daba a entender la opción del menú.

La tensión entre la “inteligencia” de los dispositivos y la privacidad que esperamos de ellos es cada vez mayor. Google Now posiblemente sirva como el mejor ejemplo. Queremos que los dispositivos se adelanten a lo que necesitamos, que nos recuerden que tenemos una cita en la agenda o que nos digan antes de salir de casa el tráfico que hay en la ruta al trabajo y para ello, muchas veces, estamos obligados a ceder nuestra información que evidentemente las empresas usan luego con fines publicitarios (no están en este negocio por caridad).

Hasta ahora el móvil y el PC ha sido el escenario donde se ha desarrollado este conflicto pero conforme damos inteligencia a la televisión, el coche, o el termostato, veremos también los mismos casos repetidos. Mismos problemas. Nuevos soportes.



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies