China obligará a las empresas tecnológicas a entregar datos de sus usuarios

China obligará a las empresas tecnológicas a entregar datos de sus usuarios

Tras meses de debate y polémica, China acaba de aprobar una nueva ley antiterrorista que, entre otras medidas, obligará a las empresas de telecomunicaciones y tecnología a entregar información de sus usuarios en casos de investigaciones antiterroristas. La ley final no es tan estricta como el borrador debatido durante los últimos meses, pero la forma tan general en la que ha sido redactada abre las puertas a la intervención de las autoridades en los datos de usuarios que manejan las empresas de comunicaciones e internet.

Entre las nuevas medidas adoptadas, la ley contempla que los “proveedores de telecomunicaciones e internet deberán ofrecer los interfaces y la asistencia técnica en términos de cifrado y otras herramientas a las agencias nacionales de seguridad para la prevención e investigación del terrorismo”, según informa la agencia de noticias Xinhua y adelanta el Wall Street Journal.

En el redactado final queda fuera uno de los puntos más polémicos hasta ahora: que las compañías deberían entregar a las autoriodades las claves de cifrado de sus sistemas, algo que acabaría por completo con la privacidad de los usuarios en internet. Sin embargo, el redactado tan general, señalando que las compañías “deberán ofrecer asistencia técncia en términos de cifrado” deja abiertas muchas dudas sobre el nivel real de control que tendrán las compañías sobre sus datos (y los de sus usarios) en caso de que haya requerimientos por parte de las autoridades.

 

“Inspirada en EEUU y Europa”

La nueva ley antiterrorista china llega tras el aumento de la presión por parte de EEUU y Europa para poner coto al cifrado, herramienta que supuesamente están utilizando grupos terroristas como ISIS para sus comunicaciones y reclutamiento. China asegura de hecho que se ha inspirado en las leyes estadounidenses y europeas para redactar su propia ley.

An Weixing, jefe de la división antiterrorista de Ministerio de Seguridad Pública chino, en una rueda de prensa tras aprobarse la nueva ley. (Foto: Reuters)
An Weixing, jefe de la división antiterrorista de Ministerio de Seguridad Pública chino, en una rueda de prensa tras aprobarse la nueva ley. (Foto: Reuters)

 

Un borrador inicial de la ley china, con unas medidas mucho más estrictas que la aprobada finalmente (entre ellas obligar a los proveedores de telecomunicaciones e internet a entregar las claves de cifrado), había sido criticada ampliamente por grupos como Human Rights Watch, que lo habían calificado de agresión contra la libertad de expresión y “una receta para el abuso”. Incluso el presidente de EEUU, Barack Obama, había expresado directamente a su homólogo chino, Xi Jinping, su desacuerdo con las medidas.

La ley aprobada finalmente rebaja el lenguaje pero es lo suficientemente ambigua y abierta como para controlar los datos de las empresas tecnológicas (y sus usuarios). Grandes empresas como Apple, Google, Facebook pueden ser algunas de las más perjudicadas por la medida. Apple ya criticó hace unas semanas la propuesta de Reino Unido de expandir las medidas de espionaje del gobierno hasta, potencialmente, “exigir a las empresas eliminar sus sistemas de cifrado”. Habrá que ver ahora las reacciones de las grandes firmas de internet a las nuevas medidas en China.

 

Fuente: El Confidencial



¿Necesitas más información sobre nuestros servicios?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies